Sentencia Tribunal Supremo Sala 2ª de 20 de diciembre de 2011

“También hemos dicho (STS 23-6-2009) que no se puede solicitar la intervención de peritos, por ejemplo, para informar sobre el perfil psicológico del examinado o sobre la personalidad de las menores, ni tampoco para que los peritos manifiesten si, a su juicio, los hechos se produjeron, y tampoco para que se pronuncien sobre el grado de verosimilitud de unas manifestaciones u otras.

La credibilidad del testimonio de la víctima nunca puede dejarse única y exclusivamente a la valoración del perito. Conforme a nuestras leyes procesales, ni es ése el papel del perito ni tampoco puede el juez abdicar de la fundamental labor que le está encomendada por el artículo 741 LECr. Por otra parte, no resultaría conciliable con el principio de la libre apreciación de la prueba y la valoración por el órgano judicial de la declaración de los testigos conforme a las reglas de la sana crítica, cuestiones ambas recogidas en nuestro ordenamiento jurídico, el sometimiento de los testigos a esa especie de prueba pericial psicológica o psiquiátrica enfocada a valorar la credibilidad de su declaración.”


ASOCIACIÓN DE PERITOS COLABORADORES
CON LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
DE LA COMUNIDAD DE MADRID
Calle del Padre Jesús Ordóñez nº1, 2º B
28002, Madrid

peritos@apajcm.com

DESDE TWITTER

copyright © 2016 - Asociación de Peritos Colaboradores con la Administración de Justicia de la Comunidad de Madrid